El artículo 94 de la Constitución española exige que la prestación del consentimiento del Estado para obligarse por medio de Tratados o Convenios se produzca con la previa autorización de las Cortes Generales en una serie de casos, entre los cuales no menciona: