En virtud del principio de proporcionalidad: