Son órganos competentes para la incoación de expedientes disciplinarios a los funcionarios de la administración local con habilitación de carácter nacional cuando los hechos denunciados pudieran ser constitutivos de faltas muy graves tipificadas en la normativa básica estatal: