Aquellos funcionarios públicos que suspendan, sin causa justificada, cualquier acto electoral, serán castigados, conforme a la LOREG: