La persona titular de la Presidencia del Gobierno puede plantear ante el Parlamento la cuestión de confianza previa: