Una de las funciones de la Audiencia de Cuentas de Canarias es fiscalizar la actividad económico-financiera del sector público de la Comunidad Autónoma de Canarias, velando por: