Como principio complementario al de la garantía de autonomía municipal, según lo dispuesto en la Ley 7/2015, de los municipios de Canarias, está el de: