La atribución de competencias propias de los Cabildos Insulares por las leyes autonómicas no atenderá a uno de los siguientes principios: