En el caso de que los municipios, en el plazo de dos meses, concedidos por el Cabildo Insular respectivo, para que manifiesten su voluntad de prestar los servicios de prevención y extinción de incendios, no hayan dado una respuesta expresa: