Los españoles tienen derecho a entrar y salir libremente de España en los términos que la ley establezca. Dicho derecho: