La organización de la Administración Pública Canaria responderá a los principios de: