Según la Constitución Española, las Asociaciones pueden ser suspendidas en su actividad en virtud de: