Los reglamentos europeos se caracterizan por: